La Clamidia

 

CLAMIDIA

La Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, que afecta los órganos genitales de la mujer y del hombre.

Transmisión

La clamidia se transmite en relaciones sexuales vaginales, orales o anales o también se transmite de madre a hijo durante el parto. Las mujeres jóvenes que son activas sexualmente pueden tener un mayor riesgo de Clamidia porque el cuello uterino no se ha desarrollado completamente. También puede transmitirse al ojo con cualquier parte del cuerpo con secreciones infectadas. No existe inmunidad significativa después de la infección.

Síntomas

Los síntomas de la Clamidia pueden aparecer entre la primera y tercera semanas. En la mujer: sangrado vaginal y en el hombre: fiebre, ardor al orinar, dolor abdominal, dolor en la penetración, secreción rectal, picazón en el ojo (en la mujer también).

Tratamiento

Los tratamientos de la Clamidia son una dosis única del medicamento azitromicina o tratamiento de una semana con doxiciclina (dos veces al día). La abstención de tener relaciones sexuales es importante. Es recomendable hacer tres o más pruebas después de terminar el tratamiento.

Diagnóstico

Las pruebas de diagnóstico de la Clamidia son con muestras de orina o dependiendo del caso, en zonas del pene o cuello uterino.

Prevención

Para evitar el contagio por Clamidia, se recomienda tener relaciones sexuales con una sola persona (monogamia), de lo contrario, es mejor utilizar el condón.