Que son las pastillas

Las pastillas son comprimidos o fármacos que están compuestos de ingredientes activos con función terapéutica, cuyo tamaño y uso varía de acuerdo al tratamiento. Los comprimidos, pastas, medicamentos, fármacos o pastillas se elaboran a partir de aglomeraciones, por una simple compresión en un volumen permanente de fracciones. Cada comprimido está basado en una dosis única y en un cuidado especial de almacenamiento para el uso del paciente. Las pastillas pueden ser recetadas por un experto o médico especialista en una dosis rigurosa en un lugar determinado ya sea por vía oral como la sublingual, bucal o también la rectal o vaginal.
Durante el procedimiento de prensado, es primordial que los componentes que constituyen la pastilla estén demasiados secos en polvo, con proporciones regulares y que circulen de forma libre. Por lo general, todos los fármacos esta constituidos por lo menos de excipientes, diluyentes-ligantes para la apariencia de la pastilla (la celulosa microcristalina por ejemplo), desintegrantes para la diseminación (la celulosa, entre otros) y lubricantes el estearato de calcio.
La naturaleza de los comprimidos o de las pastillas se define en las diferentes maneras de uso, por lo que se pueden distinguir de distintas clases:
-Existen algunas pastillas que no están revestidas y son producidas a través de una sencilla compresión, por lo que se encuentran constituidas por un comprimido y sus excipientes.
-Otros comprimidos son de revestimiento complejos y elaborados por muchas compresiones, por lo que tienen núcleos intercalados y compactados entre ellos. En esta clase de comprimidos, se usa de una manera eficiente cuando se aplica más de dos fármacos antagónicos entre sí, o puede ser también para una funcionalidad más extensa de uno de ellos.
-Hay comprimidos tipo grageas, en el que su capa ampara al fármaco de las condiciones de humedad, aire, olores y sabores desfavorables. En términos químicos, este tipo de recubierta debe tener ingredientes de azúcar o de algún tipo de polímero que pueda descomponerse en el estómago.
-Existen comprimidos que son resistentes a la acción del estómago o del intestino, que tienen una capa gastrorresistente, ya que pueden aventajarse a la funcionalidad de la acidez estomacal y pueden descomponerse en el intestino delgado, esto ayuda a preservar el fármaco de la acción gástrica y evitar irritaciones estomacales.
-Comprimidos de liberación controlada, en el que se encuentran el de microbomba osmótica que actúa como resguardo
Comprimidos de liberación controlada: son sistemas que ejercen un control sobre la liberación del principio activo en el organismo. Según el tipo de sistema podemos elegir el lugar de liberación del principio activo (sistemas flotantes o mucoadhesivos) o el ritmo a la que se libera. Entre estos últimos tipos, el más popular es el llamado sistema OROS o Microbomba osmótica. Este sistema está constituido por un reservorio que contiene el fármaco, formado por un núcleo sólido con capacidad osmótica. Rodeando el reservorio existe una membrana semipermeable que permite el paso del agua procedente del exterior del sistema. Cuando el comprimido entra en contacto con el jugo gastrointestinal, la penetración del agua produce la disolución del núcleo osmótico y la salida del medicamento por un orificio o zona de liberación. El tamaño del poro de la membrana semipermeable va a condicionar la mayor o menor entrada de agua y, por tanto, la velocidad de liberación del principio activo.
Comprimidos efervescentes: se obtienen por compresión de un granulado de sales efervescentes, generalmente un ácido, como el ácido cítrico, y un álcali como el bicarbonato sódico. Estas sustancias, en contacto con el agua, originan anhídrido carbónico que va descomponiendo la masa del comprimido y liberando el principio activo.
Comprimidos bucales: son comprimidos destinados a disolverse íntegramente en la boca, con objeto de ejercer una acción local sobre la mucosa. Se administran así fármacos antifúngicos (anfotericina B), antisépticos (clorhexidina), antiinflamatorios (succinato de hidrocortisona) o estimuladores de la salivación (clorato potásico).

Comments are closed.