Las causas de la anemia

La Anemia es la disminución desmedida de la hemoglobina en el torrente sanguíneo. Puede estar asociada con otros aspectos anormales como son: una baja concentración en la cantidad de glóbulos rojos, aunque eso depende, ya que las células de la sangre pueden tener variaciones en tamaño. Tenemos distintas clases de anemias que son: carencia de B12, de folato, Anemia ferropénica, por enfermedad crónica, hemolítica, aplásica idiopática, Anemia megaloblástica, Anemia drepanocítica y Talasemia.

Causas

La Anemia no es ningún tipo de enfermedad, sino un síntoma que puede estar derivado por distintas causas, una de las más comunes es la disminución de hierro, ya sea en la alimentación o por hemorragias, en un caso particular en el período menstrual. De los problemas que deriva la anemia, tenemos también alteraciones en los eritrocitos como la Eritropoyesis insuficiente e inefectiva, Defecto en la síntesis del grupo Hem y de las globinas, infecciones, inflamaciones,  algunas enfermedades renales y hepáticas, medicamentos y mala nutrición. Esto es las causas de la anemia.

Síntomas

Los síntomas de la Anemia se interrelacionan con respecto a la evolución del mismo y la fluidez, por lo que depende de la edad, la alimentación, la funcionalidad del corazón y los pulmones del paciente. Cuando se trata de una anemia aguda, los síntomas son inapetencia, taquicardias y disnea, acompañado con irritabilidad y estrés. Cuando hay una perdida de sangre, se puede provocar una hipotensión, shock hipovolémico, respiración de Kussmaul y sudoración.

Diagnóstico

El diagnóstico de la Anemia se puede hacer a través de un examen físico, en donde podemos observar en el paciente, piel pálida y taquicardias. Luego, hacer unos exámenes de sangre en donde se puede evaluar los niveles de  vitamina B12, hemoglobina, hierro,  acido fólico en la sangre y la cantidad de glóbulos rojos  y reticulocitos.

Tratamiento

El tratamiento de la Anemia puede estar proyectado a la causa de la anemia como tal, a través de transfusiones de sangre, corticoesteroides, Eritropoyetina, Suplementos de hierro, vitamina B12, ácido fólico u otras vitaminas y minerales.

Prevención

Para prevenir la Anemia, es necesario tener una dieta balanceada alta en hierro, a través de alimentos que contenga altas concentraciones de hierro como es el caso de las carnes y verduras. Evitar alimentos como el café, el té, la leche y la soya, ayuda a que no disminuya los niveles de hierro en la sangre.

 

Comments are closed.