Causas de la Obesidad

La Obesidad es una enfermedad tipo crónica, que se deriva de muchos factores y se califica como la aglomeración anormal de grasa, alterándose el tejido adiposo, relacionada por múltiples trastornos de salud, enfermedades y posibilidades de muerte. La Obesidad es un síndrome del metabolismo que puede persuadir a enfermedades cardíacas, nutricionales, articulares, cánceres, entre otros. De acuerdo a la causa, la Obesidad puede ser exógena por una nutrición desproporcionada o endógena por factores metabólicos ya sea endocrinos, hormonales o hereditarios.

Causas

Las causas de la Obesidad son muchas, pero las más comunes e influyentes son los hábitos, antecedentes familiares, determinadas enfermedades que pueden conllevar a la obesidad, factores neurológicos y microbiológicos, aspectos sociales, menopausia, alteraciones metabólicas y endocrinas, todo esto se resumen en que la causa debe estar caracterizada principalmente por el incremento anormal de calorías y sedentarismo, acumulándose la energía si haber un gasto energético.

Síntomas

Según dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas de la Obesidad están basados fundamentalmente a primera vista, en que el IMC o índice de masa tenga un valor igual o superior a 30 kg/m² y el perímetro del abdomen sea mayor de 102 cms en hombres adultos y 88 cms en mujeres.

Debido a estos síntomas medibles y descriptibles a simple vista, se puede desencadenar otras series de factores sintomáticos relacionadas con las enfermedades y el metabolismo propio como es el caso de la Diabetes, Hipertensión, el Colesterol y los Triglicéridos.

Diagnóstico

El Diagnóstico de la Obesidad es comúnmente la medición del índice de masa corporal  (IMC) y la circunferencia del abdomen. Este típico método de diagnóstico como tal, fue inventado por Adolphe Quetelet, que consiste en el dividendo del peso corporal y la longitud del individuo.

El parámetro anormal que diagnostica un tipo de obesidad es:

IMC de 30,0-34,9 es obesidad clase I.

IMC de 35,0-39,9 es obesidad clase II.

IMC de 40,0 o mayor es obesidad clase III, severa

IMC de 35,0 o mayor en la presencia de al menos una u otra morbilidad significativa, obesidad mórbida.

 Tratamiento

El tratamiento de la Obesidad esta basado en un programa integral de ejercicios físicos y dieta alimentara balanceada, de acuerdo al estilo de vida del paciente que permite la pérdida de peso, la disminución de calorías y el incremento de la funcionalidad de los músculos que puedan evitar posibles lesiones y accidentes.

Prevención

Para prevenir la obesidad es necesario crear una balanza equilibrada entre la ingestión de calorías y el gasto energético, traducido en comer moderadamente y ejercitarse físicamente para un gasto energético y evitar que el sedentarismo, acumule grasas.

 

Comments are closed.