Tricomoniasis

La Tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual o ETS, determinada por un tipo de infección que afecta al aparato urogenital por una especie llamada Trichomonas Vaginalis, es una enfermedad que influye en la vida sexual de hombres y mujeres.

Transmisión

La Tricomoniasis se transmite cuando una persona tiene relaciones sexuales con otra que esta infectada y no usan ningún tipo de protección. La transmisión consiste en el contacto sexual y directo entre dos seres humanos, ya sean de diferente o del mismo sexo, a través de penetraciones vaginales, anales y orales. El compartir juguetes sexuales y las masturbaciones mutuas, ayudan a que haya contacto con los líquidos o secreciones que se presenten en el momento del acto y compenetre en la persona que no este afectada. La Tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual y por ser un parásito como tal, se trasmite durante la relación sexual.

Síntomas

La mayoría de los casos de Tricomoniasis en hombres no tienen signos, ni síntomas, sin embargo levemente se pueden notar síntomas característicos de esta enfermedad, como molestias repentinas en la parte interna del pene, pequeñas secreciones y ardor durante la micción o la eyaculación. En el caso de las mujeres, suele suceder situaciones incomodas cuando aparecen síntomas como secreciones vaginal de color verdoso y claro, textura espumosa, y olor muy significativo. Dichos síntomas pueden estar acompañados por dolores al orinar, al tener relaciones sexuales, ya que se registra una sensación de cosquilleo y picazón en la zona íntima de la mujer. En otro tipo de casos, suelen haber síntomas no casuales como molestias en la parte baja del vientre. Los síntomas duran en aparecer en el tiempo de un mes. En casos aislados, se ha concluido que los hombres con Tricomoniasis pueden presentar paralelamente otras patologías como  prostatitis o epididimitis.

Diagnóstico

EL diagnóstico de la Tricomoniasis para hombres y mujeres, se hace por medio de un riguroso examen físico y un test de laboratorio, teniendo en cuenta que en hombres es más complicado de detectar que en las mujeres. El diagnóstico de la Tricomoniasis en las mujeres, se hace a través de un examen pélvico en la cual se analizan algunas lesiones rojizas  en la entrada y pared de la vagina y también cerca del cuello uterino. Se hace un frotis  y se visualiza en el microscopio, los microrganismos que se ven fluir en la secreción vaginal. Otra forma de detectar este tipo de complicaciones, es con una citología vaginal. En el caso de los hombres, la Tricomoniasis se diagnostica difícilmente, ya que es mejor considerar hacer un diagnóstico a la compañera o compañeras sexuales. En caso que el diagnóstico en la mujer sea positivo, es posible que el hombre esté infectado del parásito y tenga Tricomoniasis.

Sin embargo, los hombres presentan síntomas similares en su parte Íntima, siendo esta mostrada a través de comezón y molestias en la uretra, luego que el especialista tenga sospechas de otros tipos de enfermedades de transmisión sexual como es la Gonorrea y la Clamidia.

Tratamiento

El tratamiento de la Tricomoniasis se hace por medio del uso de medicinas como el metronidazol o tinidazol con dosis única y por vía oral. Aunque en algunos casos, la Tricomoniasis puede desaparecer sin tratamiento, sin embargo se han visto casos de hombres con Tricomoniasis sin síntomas, ni signos y que pueden infectar a muchas parejas sin saberlo. Es importante que el tratamiento de la Tricomoniasis se haga en conjunto, tanto el hombre como en la mujer al mismo tiempo para evitar la propagación. Es recomendable evitar relaciones sexuales durante el tratamiento para evitar un contagio más. En caso que la mujer esté embarazada, puede tratarse con metronidazol. Aunque el tratamiento de la Tricomoniasis puede curar a la persona infectada, esto no indica que quede inmune para toda la vida, puede contraer nuevamente la enfermedad. Quizás en el caso de los hombres, los síntomas desaparezcan sin tratamiento por lo que pueden eliminar el parásito sin previo aviso y sin medicación en dos semanas, en las mujeres el parásito permanecerá hasta que se realice un tratamiento. No ingerir alcohol durante el tratamiento.

Prevención

Las formas de prevención de esta enfermedad es tener relaciones sexuales con una persona discreta y segura, ser monógamo y usar el condón.

Comments are closed.