Fibromas

Los Fibromas o leiomioma uterino son masas de células, ya sean de forma individual o en grupos, de distintos tamaños que pueden ser conceptualizadas como tumores, y por lo general son de carácter benignos y no cancerosos. Los fibromas submucosos se pueden encontrar internamente en el útero, los intramurales en los músculos uterinos, cuando el Fibroma es subseroso en la zona externa y los intraligamentarios, entre los ligamentos que sirven de soporte al útero.

Causas

Se dice que las causas de los Fibromas no son muy claras aun, pero se cree que es influida por alteraciones hormonales, en el caso de los estrógenos; la parte genética o de carácter familiar o también la ambiental. Solo se ha concluido, que a medida que pase el tiempo y transcurra los años, los Fibromas pueden dejar de aumentar su tamaño justo después de la menopausia, aunque no es el caso de todas las mujeres.

Síntomas

La mayoría de los casos de Fibromas son asintomáticos. Cuando se presentan síntomas, pueden ser ocasionados por menstruación excesivamente abundante y de mucha duración más de lo normal. También los fibromas pueden ocasionar molestias dolorosas, pesadez en la zona baja del abdomen o en la espalda, puede haber dolor durante el coito o frecuencia de sensación de micción. En otros casos, los Fibromas pueden ocasionar estreñimiento y problemas de concepción.

Diagnóstico

El diagnóstico de los Fibromas sencillamente puede ser casual, ya que algunas mujeres asisten rutinariamente al ginecólogo sin saber de la presencia de los fibromas, y cuando el médico realiza algún tipo de examen pélvico, se puede diagnosticar la presencia de estos tumores. Cuando se trata de una sospecha anunciada, se hacen exámenes de imágenes como ultrasonidos, MRI, Rayos X y Tomografía Computada. Existen otros exámenes mucho más complejos como son la Laparoscopia e Histeroscopia.

Tratamiento

El tratamiento de los Fibromas, depende si es o no sintomático, si desea tener hijos a largo plazo, si los Fibromas son grandes o pequeños, la localización o la edad del paciente. Hay tratamientos en el que pueden ser controlados los dolores, a través de analgésicos como el Acetaminofén. También se puede medicar, medicinas que sean agonistas de la Hormona Liberadora de Gonadotrofinas o Mifepristona, que puede ayuda a disminuir el tamaño de los Fibromas. Otra forma de tratar estos Fibromas, son por medio de la cirugía. Los tratamientos quirúrgicos para tratar los Fibromas son: Miomectomía, Histerectomía, Ablación endometrial, Miolisis y Embolización de Fibromas Uterinos.
Prevención

La prevención de los Fibromas no es definida, ya que el único riesgo que implica estos tumores, son para las mujeres que estén en la etapa reproductiva.

Comments are closed.