Criptosporidiosis

La Criptosporidiosis es una enfermedad sexual provocada por un parásito oportunista Cryptosporidium, que se puede encontrar por lo general en comidas o agua contaminada. De las especies que existen, la más frecuente en el ser humano es C. parvum, que tiene dos genotipos que son el humano y el bovino. Este parásito afecta directamente los intestinos, influyendo sobre todo en personas de bajo sistema inmune como los enfermos del Sida.

Transmisión

El modo de transmisión de la Criptosporidiosis es el contacto con el parásito a través de intermediarios como los enfermos, ya sea compañero sexual, trabajadores en el sector de la salud, compañeros de trabajo y turistas en piscinas. La enfermedad se puede transmitir o adquirir de forma inmediata, ya sea por sexo anal u oral, también por nadar en piscinas o aguas contaminadas, el consumo de agua no potable o contacto con vómitos infectados.

Síntomas

El común denominador de la Criptosporidiosis es la diarrea líquida y prolongada con moco. En casos exceptúales se han visto que la diarrea esta acompañada con sangre. La prevalencia de la enfermedad en una persona depende en sí, del grado de inmunología que tenga. Por ejemplo, veamos estos casos. En personas enfermas y con buen funcionamiento del sistema inmunológico, se puede decir que la enfermedad dure por lo menos hasta doce días, con diferidos síntomas como diarrea líquida y moco, fiebre, vómitos, calambres y falta de peso o como también no presentar síntomas. En el caso contrario, cuando la persona ha perdido la estabilidad de su sistema inmune, los síntomas son mas certeros que la enfermedad seria para toda la vida. Los síntomas de enfermos de Criptosporidiosis con inmunodeficiencia son fiebre, dolor abdominal, vómito, falta de peso e ictericia.

Diagnóstico

El diagnóstico de la Criptosporidiosis consiste en un estudio microscópico del parásito en sí, a través de líquidos corporales. También, hoy en día, se realizan diagnósticos que son algunos exámenes de tinción en donde se determina la presencia del parásito en todas sus fases. Se debe recomendar algún examen en especial y en específico, ya que un examen sencillo no ayuda a determinar parásitos de Cryptosporidium.

Tratamiento

La Criptosporidiosis no se cura, pero los síntomas que provoca se pueden apaciguar y tratar de una forma adecuada. Por ejemplo, cualquier tratamiento antiviral puede ayuda a disminuir los síntomas de la Criptosporidiosis. Medicamentos como la nitazoxanida y la paromomicina ayudan a tratar la Criptosporidiosis. El control de la diarrea se puede hacer a través de medicamentos como   Imodium, Pepto-Bismol, entre otros. También es recomendable en el tratamiento, ingerir importantes cantidades de agua para prevenir una posible deshidratación. En el caso de pacientes con Sida y con Criptosporidiosis, el tratamiento antiretroviral es eficaz para controlar y manejar sus síntomas. Se han visto casos de personas enfermas que han tenido resultados eficaces con antibióticos. Es necesaria una dieta estricta y con recomendaciones médicas para una prevención de diarrea.

Prevención

La prevención es primordial y juega un papel importante, ya que se debe en primera instancia, evitar la ingestión de cualquier alimento y bebida que no haya sido tratada previamente. Es importante en los hospitales, el aislamiento de los pacientes para evitar una posible propagación. Evitar tener contactos directos con desperdicios, basura o animales en descomposición. Lavarse las manos antes y después de cada comida y de hacer las necesidades fisiológicas o evitar tocar ropa sucia es una de las medidas de prevención que son muy importantes que se deben seguir.

Comments are closed.