Las Enfermedades Sexuales

Las Enfermedades Sexuales

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son en su mayoría, importantes para la salud sexual de personas activas en sus relaciones, debido a que por falta de cuidado y conocimiento de ellas, no se logra comprender el grado de riesgos en que se puede estar sino se tiene en cuenta que cualquier persona puede contagiarse fácilmente.

Cuando se usa correctamente los condones, se puede reducir una posible transmisión de enfermedades, si se utiliza adecuadamente y frecuentemente. También una forma muy segura de protegerse de las enfermedades de transmisión sexuales tan graves como el Sida, es de mantener lo mayor posible, una relación sexual y estable con una sola persona.

Se sabe que la mayoría de enfermedades se transmite cuando el flujo infectado de la vagina o uretra entra en contacto con mucosas o la piel en enfermedades como la gonorrea, la clamidia, la tricomoniasis, el herpes genital, la sífilis, cancroide, entre otras más.

Varios estudios, han demostrado a través de experimentos, que los condones dan una barrera protectora muy impermeable a las partículas de la forma y tamaño de los microorganismos malignos de las enfermedades sexuales como la gonorrea, la clamidia y la tricomoniasis.